Blog
consejos para cuidar la piel en invierno

7 Consejos para Cuidar tu Piel en Invierno

En María Luisa Huerta creemos en el cuidado de sus posesiones más preciadas para que te sirvan bien durante toda la vida, y tu piel no es una excepción. Las condiciones climáticas del invierno pueden ser perjudiciales, incómodas y dolorosas para la piel. Aunque hay algunas marcas muy buenas para el cuidado de la piel, muchos productos son superfluos, e incluso pueden hacer más daño que bien.

Por muy duro que sea, resiste ese impulso de entrar en pánico y comprar armarios llenos de lociones y cremas después de esa primera brisa de viento invernal amargamente fría. La mezcla de productos hidratantes, naturales, remedios caseros y los mejores consejos mantendrán tu piel saludable, feliz y radiante durante todo el invierno.

1. Bebe mucha agua

Cuando hace frío, a menudo nos olvidamos de beber suficiente agua durante todo el día, pero es justo en invierno cuando es más probable que se despoje a nuestra pobre piel de su humedad. Recuerda beber lentamente durante el día en lugar de tragar y usar una botella reutilizable. Disfrutar de infusiones calientes como el jengibre natural con limón es una manera maravillosa de mantenerse hidratada en invierno,  te sentirás saludable, hidratada y confortable al mismo tiempo.

2. Elige un buen limpiador

Muchos de los productos de limpieza de los grandes almacenes en realidad contienen productos químicos que pueden ser perjudiciales en lugar de nutritivos. Ingredientes como el alcohol y las fragancias añadidas no favorecen a la piel seca y agrietada, ya que eliminan los aceites naturales. Los limpiadores a base de crema, ayudarán a mantener la humedad dentro, mientras que todavía quitan la suciedad y el maquillaje del día.

3. Exfoliar para tener una piel excelente

Puede que sea la última cosa en tu mente cuando tienes la piel seca, pero hay beneficios al exfoliar tu piel durante el invierno. No sólo eliminará las células muertas y secas de la piel, sino que también te ayudará a regenerar las nuevas. Tu piel te lo agradecerá si usas exfoliantes naturales.

4. Que las duchas sean cortas y placenteras

Es tentador ponernos nuestra música favorita, subir la calefacción y darnos una larga ducha caliente o un baño cuando hace frío. Sin embargo, las duchas calientes y los baños largos son un gran problema. No sólo el agua excesivamente caliente deshidratará nuestra piel, sino que también le quitará los aceites necesarios. Si sales de la ducha y tu piel está enrojecida, es una señal de que te has excedido. Pero no te preocupes te damos la solución en el siguiente punto.

5. Utilizar una crema hidratante natural y aplicar inmediatamente después del baño

Elige cuidadosamente tu crema hidratante facial y loción corporal. Recomendamos productos a base de aceites en lugar de agua para mantener los aceites hidratantes importantes en la piel. Aplica crema hidratante o loción inmediatamente después del baño para retener la mayor cantidad de humedad posible, y no olvides incluir tus manos y pies, las partes más trabajadoras del cuerpo.

6. Protégete de los elementos

El invierno es sin duda más duro para la piel que el verano. Al aire libre, podemos tener el bálsamo esencial en nuestro bolso para cuidar los labios secos y agrietados, pero necesitamos mucho más que eso. La combinación de baja humedad y viento pueden provocar una piel agrietada y seca, así que no olvides protegerte. Una bufanda y guantes son esenciales para proteger tus manos y la delicada piel del cuello.

Cuando tenemos irritada la piel, mucha de la ropa que usamos para protegernos del frío puede ser incómoda cuando se usa en contacto directo con la piel. Recomendamos usar una primera capa de tejidos naturales y transpirables, para protegerte de cualquier tejido áspero que pueda irritar aun más tu piel.

7. El protector solar no es sólo para el verano

Solemos asociar el uso del protector solar a los meses más cálidos, pero el protector solar es igual de importante durante el invierno para protegerse de esos dañinos rayos UV. Aplícalo en cara, cuello y manos (si están expuestos), y opta por un protector solar con una protección de al menos FPS 30. Te recomendamos aplicarlo cada dos horas e inmediatamente después de sudar mucho. No olvides los puntos que se pasan por alto fácilmente, como la parte posterior del cuello, los labios, las orejas y la parte inferior de la barbilla.

¿Quieres saber más formas de proteger tu piel del frío? Haz clic aquí.


Dónde estamos
  • C/ PINTOR GISBERT Nº3, C.P. 03005 ALICANTE
  • 965 297 289 | 664 39 43 16
  • INFO@MARIALUISAHUERTA.COM
Nuestro Horario
  • Lunes a Viernes
    9:30 – 13:30 y 16:00 - 19:00
  • Lunes a Viernes (Barbería)
    9:30 – 13:30 y 17:00 - 20:00
  • Sábado
    10:00 – 14:00

664 394 316